COCHES Y PERSONAS

TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin

Conducir con lluvia: cinco consejos para circular con seguridad

 

Direct Seguros - Conducir con lluvia

Conducir con lluvia a veces puede resultar engorroso. En las últimas semanas, varias ciudades españolas han sufrido problemas de circulación en jornadas con condiciones meteorológicas adversas, como los atascos en los accesos a Madrid que ya se han convertido en célebres y populares en las redes sociales con el hashtag #atascoMadrid. En los días de lluvia hay que extremar las precauciones al volante para evitar accidentes, ya que las condiciones del firme hacen que la conducción sea más complicada.

Además, con lluvias intensas, los conductores ven mermadas son capacidades al volante, ya que la visibilidad disminuye y aumenta la tensión y los nervios mientras se conduce, lo que en algunas ocasiones se traduce en accidentes de carretera.

 

CINCO CONSEJOS PARA CONDUCIR CON LLUVIA

Direct Seguros - Consejos lluvia

En DIRECT queremos darte algunos consejos para conducir con lluvia y aumentar la seguridad en nuestras carreteras.

  1. Reduce la velocidad: con lluvia, el agarre de tus neumáticos es menor, por lo que la distancia de frenado es mayor. Ante esta situación, al conducir con lluvia deberás reducir la velocidad de tu vehículo para transitar con más seguridad y conseguir una mejor adherencia en curvas y desniveles. Además, es recomendable evitar circular sobre las señales de pintura blanca horizontales siempre que sea posible, ya que se reduce la adherencia.
  2. Evita atravesar charcos o balsas de agua: siempre que sea posible, evita cruzar por encima de un charco, ya que no sabes la profundidad del mismo. Si hay más coches en la calzada, intenta seguir su trayectoria y si circulas en solitario extrema las precauciones. Cuando el dibujo del neumático no evacua todo el agua que hay en la calzada puede que tu coche haga aquaplanning. Este efecto hace que tu vehículo se deslice sobre el agua y puede hacer que pierdas el control del mismo.
  3. Revisa las escobillas del parabrisas y atento a la temperatura: para mejorar la visibilidad, revisa siempre las escobillas de tu parabrisas para que cuando la lluvia sea intensa puedas ver lo que ocurre en el exterior. Además, ante aguaceros es posible que la temperatura interior y exterior cambie con rapidez y tus cristales puedan empañarse. En ese caso, activa tu climatizador o aire acondicionado para refrescar el habitáculo del coche y desempañar las lunas.
  4. Déjate ver: además de mantener una distancia de seguridad adecuada, debes hacerte ver en todo momento. Enciende las luces de cruce (nunca las de largo alcance, ya que habría destellos) y enciende las luces antinieblas traseras para que los vehículos que te siguen puedan verte con suficiente antelación.
  5. Mantén la calma: aunque haya atascos y la circulación no sea fluida, intenta mantener la calma. Tocar el claxon o increpar al resto de conductores no va a resultar útil.

COMPÁRTELO TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE...

Coincidiendo con la vuelta al cole, la normativa sobre sillas de coche para niños ha cambiado. Estas son las tres cosas que debes saber si vas a comprar una nueva sillita para tu hijo.