COCHES Y PERSONAS

TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin

Cuándo y por qué cambiar los neumáticos

cambio_neumaticos

Los neumáticos son una pieza fundamental en la seguridad de nuestro vehículo y, no solo debemos revisarlos para asegurar que no pierden presión, sino también para que su desgaste no provoque pinchazos o disminuya la adherencia del coche al asfalto y dificulte así la conducción.

El dibujo de los neumáticos es lo que facilita el drenaje del agua en situaciones de lluvia de manera que si está muy gastado nos haría perder agarre, incluso patinar. En las revisiones de la ITV, los mecánicos se fijan en la profundidad de las ranuras ya que la ley fija el mínimo que deben tener en 1,6mm. De todas formas, no es recomendable apurar tanto y conviene cambiar los neumáticos cuando son inferiores a 3mm para conducir con mejor tracción y estabilidad. Para comprobar el nivel de desgaste, no es necesario tener un profundímetro, simplemente debemos observar unos testigos que los fabricantes incluyen en la banda de rodadura y nos permiten verificar fácilmente si estamos por debajo del límite legal.

Otra truco casero para hacer esta comprobación, es utilizar una moneda de 1 euro. Si insertando la moneda entre el dibujo de la banda de rodadura, vemos que el dibujo está por debajo de la franja dorada de la moneda, entonces es el momento de cambiar los neumáticos.

La degradación del neumático también influye en los pinchazos y habrá más posibilidades de sufrir uno, tanto si vamos por carretera o por caminos de tierra o gravilla. Pero después de un pinchazo no es el único momento en el que debemos cambiar los neumáticos, en nuestro día a día también debemos asegurarnos de que nuestros neumáticos nos ayudan a conducir de forma segura.

El envejecimiento es un síntoma para cambiar los neumáticos ya que el deterioro también puede producirse fuera de la carretera. Aunque conduzcamos poco y nos parezca que no hemos hecho uso de ellos, pasados 5 años conviene revisarlos de acuerdo a las recomendaciones que el fabricante haya dado sobre su vida útil, ya que pasado este tiempo se pueden producir pequeñas fisuras y la goma se empieza a cuartear, siendo un grave peligro para la conducción.

En este sentido, cada vez más los propios fabricantes incluyen señales visibles para que el conductor pueda darse cuenta fácilmente de que ha llegado el momento de cambiar los neumáticos.

Evitar una mala experiencia al volante es fácil si hacemos las comprobaciones pertinentes en el momento adecuado.

COMPÁRTELO TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin