COCHES Y PERSONAS

TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin

Los radares de la DGT ya multan a los conductores que circulan sin seguro de coche

Direct Seguros - Radares DGT coche sin seguro

 

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha anunciado este mes de febrero cambios tecnológicos que influirán en la normativa de circulación. En esta ocasión se trata del control de los conductores que circulan sin seguro de coche. La Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de los vehículos a motor señala que es mandatorio para todos los conductores tener vigente el Seguro Obligatorio de Automóviles. A partir de ahora, los radares de la DGT y cámaras instaladas en las carreteras españolas a los infractores que circulan sin seguro de coche gracias al cruce de datos con las matrículas obtenidas a través de esos dispositivos.

Según Tráfico, alrededor de dos millones de vehículos transitan por las vías públicas sin tener suscrita este tipo de pólizas con las que los conductores responden pecuniariamente de los daños personales y materiales que se generen en caso de accidente de tráfico. Estos cálculos suponen alrededor del 10% del parque de vehículos sobre las matriculaciones registradas desde 1996.

LAS MULTAS POR CIRCULAR SIN SEGURO DE COCHE

Las cifras aportadas por la DGT desgranan que los propietarios de pólizas de seguro actualmente tienen que pagar un recargo de 3,5 euros que se destina al Consorcio de Compensación de Seguros (CSS) para afrontar los gastos producidos por los vehículos que circulan sin seguro.

Con ese montante, este organismo actúa como responsable subsidiario el pago en caso de accidente y garantiza las indemnizaciones derivadas de este tipo de sucesos.

A lo largo de 2015, la DGT tramitó 50.000 denuncias en las que había implicado algún vehículo sin seguro. Las sanciones estipuladas en la normativa van desde los 601 euros a los 3.005 euros, según el tipo de vehículo y además suponen la inmovilización inmediata del mismo. Según la legislación, el 50% del montante de este tipo de sanciones va a parar directamente al Consorcio de Compensación de Seguros para hacer frente a las indemnizaciones a las víctimas de accidentes cuando el vehículo no tenga póliza suscrita.

La cantidad a pagar con las multas depende del tipo de vehículo que circule sin seguro. Por ejemplo, un ciclomotor sin el seguro obligatorio tendrá que abonar 1.000 euros de sanción. En el caso de motocicletas 1.250 euros y para los turismos alcanza los 1.500 euros. Por su parte, los camiones o autobuses se enfrentan a sanciones de 2.800 euros.

 

COMPÁRTELO TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE...

Según el estudio* de DIRECT, el coche más deseado por los españoles huye de grandes excentricidades y se centra en las prestaciones ligadas al confort.